Después de una cirugía es importante contar con una buena faja post operatoria que sea efectiva. Por lo general, luego de una cirugía, el 80 % del resultado y tu recuperación dependerá de la faja que uses. Así que es necesario saber escoger, no solo una buena talla, sino la ideal para el tipo de cirugía que te has realizado.

La mayoría de los cirujanos recomiendan estas prendas luego de algunas intervenciones como lipoescultura, abdominoplastia o incluso de una BBL. Es necesario que estas prendas ejerzan la debida presión, sin que sea mucha, pero tampoco tan suelta. La presión ayudará a que todo se encuentre en su lugar y el resultado de la operación sea mucho más efectivo.

Si no sabes cómo escoger la mejor faja después de una abdominoplastia o incluso la mejor faja para BBL, no te preocupes. En este artículo te daremos algunas recomendaciones que puedes seguir para encontrar el modelo ideal. Así podrás tener un efecto mucho más positivo luego de tener esa faja ideal tras operarte.

persona usando una herramienta médica para cirugía plástica

Lo que debes saber sobre la faja post operatoria

Una faja post operatoria se encarga de que cada paciente pueda mantener el cuerpo moldeado con la compresión y comodidad necesaria. Así, los resultados serán mucho más efectivos y la recuperación podrá fluir de forma más rápida tras reducir las molestias.

Y es que la zona que ha sido operada se encontrará estabilizada, protegida y la piel se adherirá mucho mejor a los tejidos, evitando retención de líquidos.

Las fajas de operaciones por lo general se usan en todas aquellas cirugías relacionadas con la disminución de volumen del cuerpo. Es decir, en operaciones como: la abdominoplastia, la lipoescultura, BBL, la liposucción o cualquier otra similar.

mujer usando faja en su casa

Ventajas de usar este tipo de fajas

Encontrar la mejor faja después de una abdominoplastia o la mejor faja para BBL es importante por las siguientes razones. Hemos ordenado una lista de ventajas que ofrecen este tipo de prendas luego de operarse.

  •         La circulación mejora en la zona donde fue realizada la operación. Esto evita que surjan hematomas, moretones y la recuperación será mucho más rápida.
  •         La retención de líquidos se verá reducida debido a la presión, por lo que la inflamación estará disminuida.
  •         Todos los seromas, fibrosis o cualquier otro tipo de complicación se verá reducida por la presión.
  •         Corrección de postura del paciente, lo que ayuda a que se moldee correctamente al finalizar la operación. Esto es ideal, sobre todo en las operaciones estéticas.
  •       La cicatrización de la piel es más efectiva por la presión igualitaria en toda la zona que se ha trabajado. Así se tendrá mucha menos flacidez o incluso estrías.

Sigue estos consejos para escoger la mejor faja

Ahora que sabes las funciones que tiene una faja post operatoria, es momento de saber cómo escoger una. De esta forma, todas las ventajas que ya mencionamos, podrán aplicar de la forma correcta en tu cuerpo. Siempre es necesario escoger el modelo ideal para tu cuerpo y tipo de cirugía, así que toma nota.

·       Sigue las recomendaciones que te den los profesionales

Ciertamente, los profesionales son los que saben cuál es la mejor opción de faja que puedes ponerte luego de la operación. Siempre es clave preguntar al cirujano o incluso en el lugar donde vayas a comprar la faja según el tipo de operación. Lo ideal es encontrar la mejor faja después de una abdominoplastia o la mejor faja para BBL si es el caso.

·       Escoge la talla correcta para tu cuerpo

Esto es fácil, pero también de mucha importancia para que pueda ejercer las funciones correctas luego de la cirugía. Una talla pequeña nos puede llevar a que tengamos una presión extrema, donde incluso se vean afectados nuestros órganos. Por otro lado, una muy suelta permitirá que se note bajo la ropa que llevamos este tipo de prenda y sabemos que esto no nos gusta.

Así que es necesario escoger la talla ideal que se pueda usar bajo la ropa sin ningún problema. Esto nos ayudará a mantenernos más seguras y que el resultado sea el que estamos buscando.

·       Presta atención a los materiales de fabricación

Es importante prestar atención a los materiales de fabricación con los que están hechas las fajas. Algunas no cuentan con la tela adecuada o el tipo de Nylon correcto y los resultados no terminan siendo los mismos. Además de esto, en algunos casos pueden provocar irritaciones sobre la piel y alergia en algunos casos más extremos.

La faja post operatoria que escojas debe contar con un material que sea hipoalergénico, siendo el algodón uno de los más utilizados. Así la zona donde se encuentra la cremallera o costura estará más protegida.

·       Que cubra completamente la zona intervenida

Como ya mencionamos, es importante que la zona que ha sido intervenida sea la más cubierta por las fajas. Así que al momento de comprar, recuerda siempre el tipo de intervención que vas a realizarte. Mientras más cubra estas zonas, mejor va a ser el trabajo que realice para el debido cuidado.

No es lo mismo una faja que trabaja para una intervención de tipo BBL, que una faja que se usará para abdominoplastia. Así que es importante prestar atención a este tipo de detalles al momento de escoger fajas luego de operaciones.

Escoge la faja post operatoria ideal

Ahora que sabes más sobre la faja post operatoria, es momento de escoger la que mejor se adapte a tus necesidades. Cada una de ellas podrá darte grandes ventajas y tu recuperación podrá ser mucho menos dolorosa y sin complicaciones. Recuerda que en ShapesSecrets contamos con las mejores fajas colombianas del mercado que no puedes perderte.