Después de haberse realizado una cirugía estética, es natural que se sienta mucho dolor, no es recomendable que se soporte sin ninguna necesidad, vamos a conocer 5 consejos para cuidar tu cirugía estética y tener una recuperación sin dolor.

Ahora vamos a conocer cuáles son las medidas a tomar para cuidar esa cirugía de la mejor manera, evitando que sobrevengan complicaciones como infecciones o desprendimiento de puntos de sutura internos o externos. Esto se puede evitar con el uso de fajas post operatorias.

Consejos prácticos para cuidar una cirugía estética

Reposo

Guardar el debido reposo, siguiendo las recomendaciones del médico tratante. Dependiendo de la zona intervenida, este reposo puede ser más o menos prolongado, y cuando la intervención se ha realizado en algunas partes del cuerpo, donde se pueda incluir la utilización de fajas post operatorias, tanto mejor para aligerar la recuperación.

 mujer descansando y leyendo un libro en la cama

Uso de faja post operatoria

En caso de que la cirugía haya sido practicada en la zona del abdomen, en los glúteos o en las mamas, lo más probable es que el cirujano recomiende el uso de fajas de compresión para mantener el tejido bien unido y evitar posibles desgarramientos y la acumulación de líquidos en torno a la herida, lo cual retardaría el proceso de curación definitiva.

No exponer las heridas directamente al sol

Hay un momento en que el paciente necesita caminar e inclusive salir a tomar un poco de sol, en este caso es preciso que el paciente se tape la herida con viseras, gafas sombreros o pañoletas para evitar que los rayos del sol caigan directamente sobre la herida.

Dieta balanceada

Se debe guardar una dieta balaceada, con poca grasa y evitar los alimentos que puedan ocasionar gases estomacales, dado que esto no solo puede causar molestias, sino también dolor.

Hidratación de la piel

Es necesario que los pacientes se mantengan hidratados para evitar retraso en el proceso de regeneración de la piel, debemos recordar que la ingesta de agua debe estar entre seis y ocho vasos de agua por día.

mujer bebiendo un vaso de agua en la cocina

Otros consejos para tener una recuperación rápida después de una intervención de cirugía estética

La aplicación de des inflamatorios, puede ser tanto por vía oral como de uso externo. Algunos médicos indican capsulas de medicamentos patentados y destinados a desinflamar las zonas afectadas, mientras otros consideran la utilización de algunos ungüentos, cataplasmas, cremas y otros.

El hielo es magnífico para desinflamar los tejidos afectados, pero se debe saber por cuánto tiempo se debe dejar una compresa de hielo y cuantas veces al día se debe aplicar este procedimiento.

Se debe tomar antibiótico para torear las posibles infecciones que puedan devenir después de cualquier tipo de intervenciones quirúrgicas sean de carácter estético o no.

Se debe también curar la herida tantas veces como el médico considere necesario, al menos una vez por día, se deben cambiar las gasas y limpiar con productos a base de iodo, agua oxigenada o de alcohol, según se indique.

No se deben tocar las heridas con las manos sucias, por lo que lo mejor es utilizar guantes de látex, y si es necesario se debe solicitar ayuda de un tercero para realizar las primeras curas.

Si la persona acostumbra practicar algún tipo de deporte como correr, trotar, nadar, boxear o cualquier otro que amerite de movimientos bruscos, llegó la hora de descansar, los movimientos deben ser lentos y si es posible con orientación y ayuda de un terapeuta.

Tanto el consumo de tabaco, como la ingesta de licor y otras drogas, deben suprimirse por el tiempo que sea necesario para no retardar el proceso de recuperación, una buena cicatrización y la cura definitiva de la herida.

Además de todas las recomendaciones anteriores, debemos tomar en cuenta que, a la hora de hacernos el aseo personal, se debe utilizar un jabón antiséptico, preferiblemente líquido.

Recomendaciones para preparase antes de ser intervenido quirúrgicamente. 

Además de todas las recomendaciones anteriores, debemos tomar en cuenta que, a la hora de hacernos el aseo personal, se debe utilizar un jabón antiséptico, preferiblemente líquido.

Si sabemos que nos vamos a someter a una intervención quirúrgica, debemos suspender el consumo de aspirina, al menos con dos semanas de antelación, esto es para evitar posibles hemorragias.

Se debe evitar realizar movimientos bruscos y levantar objetos pesados, para evitar que la incisión se pueda abrir.

Todos estos consejos y algunos otros, aunados al descanso necesario y el cumplimiento estricto del tratamiento e ingesta de todos y cada uno de los medicamentos, van a ir de la mano con el éxito de tu cirugía estética.

Independientemente de en qué zona del cuerpo se va a realizar una cirugía estética, las personas deben desocupar sus vías intestinales con un enema para evitar complicaciones durante el proceso de la cirugía.

Por otra parte, la persona debe tomar un buen baño la noche anterior de entrar al quirófano, lavar muy bien el cabello y sus zonas íntimas y todo el cuerpo en general, recuerden que a través del pelo se pueden transmitir hongos y otras bacterias, por lo que lo mejor es rasurarse la mayor parte del cuerpo y cubrir la cabeza con gorro.