La recuperación después de una cirugía es muy importante. Gracias a ese proceso postoperatorio se reduce considerablemente el dolor cuando se efectúa algún tipo de movilidad. Incluso no se beneficia únicamente la zona que se ha sometido a cirugía, sino también todo el cuerpo.

Así que si quieres saber cómo recuperarte de forma óptima sigue leyendo lo que tengo para ti.

Consejos para la recuperación después de una cirugía

¿Por qué la recuperación después de una cirugía es tan importante? Es de gran relevancia gracias a que brinda resultados satisfactorios. Y es que, sin duda, el éxito de una intervención no radica exclusivamente en el trabajo que hace el médico. También lo hace en la forma en que lo asumas durante la fase postoperatoria.

Por ello, sea cual sea el tipo de operación que te hagas, toma en cuenta los siguientes consejos.

Recomendaciones para una rehabilitación exitosa

Para obtener resultados positivos después de operarte haz lo siguiente:

1.   Aliméntate saludablemente

Una pieza clave en la recuperación es que consumas alimentos que sean beneficiosos. El dietista Abby Sauer recomienda la ingesta de verduras y frutas, carnes magras y granos integrales. Por ello, te aconsejo que incluyas en tu dieta lo siguiente:

  •         La Vitamina C. La cual es fundamental para reparar ligamentos, tendones y heridas quirúrgicas. Esta vitamina la encuentras en las fresas, el limón, el brócoli, el kiwi, la naranja, entre otros.
  •         Los alimentos con fibra. A veces ocurre que los medicamentos indicados por el especialista pueden traer efectos adversos como el estreñimiento. Por esa razón necesitarás consumir alimentos que contengan fibra. Entre ellos se cuentan la acelga, la zanahoria, las rudas, las espinacas, el brócoli, los cereales de grano entero, entre otros.
  •         Proteína. Los alimentos ricos en proteínas ayudan a reparar y mantener los músculos. Además, transportan nutrientes.

 

juicy beef steak with spices grilled vegetables

  •         Vitamina D y Calcio. El consumo de productos lácteos que sean bajos en grasa te ayuda a reparar y a fortalecer todos los huesos.

2.   Hidrátate

Puede que te preguntes ¿por qué es tan importante tomar abundante agua en esta fase?

Es crucial que lo hagas. Lo anterior porque el agua te ayuda a mantener el flujo sanguíneo, así como transportar nutrientes y el oxígeno a las células. Al mismo tiempo te protege las articulaciones, lo cual es primordial en la post operación para reponer los fluidos que has perdido.

Te aconsejo que consumas de 1,5 a 2 litros de agua diarios para asegurarte una buena hidratación. Si por el contrario no te hidratas bien, el proceso de cicatrización será mucho más lento.

3.    Haz ejercicios

A veces se cree que los ejercicios no son recomendables después de una intervención. Pero es todo lo contrario. Estos ayudan a mantener una vida saludable y con energía.

Pero ¡cuidado! No hablo de actividades vigorosas como montar bicicleta, levantar pesas o trotes fuertes. Me refiero a ejercicios ligeros, caminatas, entrenamientos suaves de resistencia y fuerza, yoga o estiramientos. Todos ellos te ayudarán mucho, sobre todo si tienes fatiga.

De todas formas, te recomiendo que hables con tu especialista para que determine cuáles son los mejores en tu caso.

4.   Sigue las instrucciones

¿A qué me refiero con esto? Me refiero a la medicación. Este es el punto más crucial en la rehabilitación. Los medicamentos que te recetan son para minimizar los dolores o las molestias. Por esa razón debes tomarlos sin variaciones.

5.   Fuma menos

Si eres de esas personas que fuma demasiado es hora que dejes ese hábito. Si te cuesta mucho hacerlo reduce el consumo progresivamente semanas antes del preoperatorio.

Expertos en el tema señalan que fumar hace más lenta la cicatrización de las heridas y vuelve al paciente más propenso a una infección.

6.   Reduce el estrés

La depresión y el estrés son algo común en muchas pacientes. Pero no te preocupes, porque existe una solución para ello.

En el 2012 la revista científica Journal Brain, Behavior and Immunity hizo público un interesante descubrimiento. Reveló que los ejercicios de relajación 3 días antes y 7 días después de una operación ayudan a sanar más rápido. Otros beneficios que aportan son:

  •         La reducción del estrés.
  •         Control del dolor.
  •         Mejora del sueño y el estado de ánimo.

Aquí te dejo un link para que practiques después que te operes.

young woman practicing meditation in her bedroom

7.   Utiliza ropa adecuada

En el postoperatorio se requieren ciertas prendas de vestir. Te presento algunas, dependiendo de la intervención:

  •         Mamoplastias. Necesitas un sujetador especial para que todo mantenga su cauce de forma normal.
  •         Liposucción. Hay fajas colombianas que son perfectas para disminuir la inflamación por la incisión. Dichas prendas aceleran el proceso de curación y te dejan una cintura esbelta que realzará tu belleza.

No te preocupes si no ves los resultados que quieres al principio. Tienes que esperar a cumplir tu postoperatorio para notar los cambios.

  •         Abdominoplastia. Existen prendas de comprensión de grado médico para este tipo de operación estética. Estas reducen los efectos secundarios como es el caso de la inflamación. Te aconsejo también que las uses con ropa holgada para que sea más fácil quitártelas.
  •         Lipotransferencia. Utiliza ropas sueltas que no causen complicaciones mientras te curas.
  •         Braquioplastia. Emplea fajas para brazos que tengan mangas que brinden soporte con comodidad. Así evitarás lastimarte mientras sanas.

Independientemente de cuál sea tu caso tienes que tomar en cuenta tres factores: el tipo de tela, el nivel de compresión y la flexibilidad del material.

¿Hay otra cosa que pueda hacer para recuperar mi fuerza y vitalidad?

Por supuesto que sí. Es normal que pierdas músculo. Incluso puedes perder hasta un kilo al permanecer 10 días en cama. Además de los consejos que te he dado, existe un componente que puede ayudarte a recuperar masa muscular.

Este es el HMB, conocido como beta-hidroxi-beta-metilbutirato. Es un compuesto natural y esencial para la salud de nuestros músculos. El cuerpo lo produce naturalmente, pero también puedes encontrarlo en ciertos alimentos como el aguacate, las frutas cítricas y el pescado.

¡La recuperación después de una cirugía no tiene por qué ser traumática! Es un proceso de restauración normal y necesario. Tómate el tiempo que necesites, cumple con las instrucciones de tu médico y sigue los consejos que te he dado. Seguro te serán de mucha ayuda.