Cantantes y artistas las usan, luego sus fans comenzaron a imitarlas y ahora hay un boom de fajas moldeadoras. ¿Cómo ponerte una faja reductora moldeadora? Esta es la pregunta que nos hacemos todas al momento de adquirir una prenda de compresión colombiana.

Recuerda que las fajas de mujer no sirven para bajar de peso, estas te ayudan a moldear tu silueta y mejorar tu postura. Además de hacerte sentir bien y lucir hermosa luego de una cirugía o haber dado a luz. Conoce bien su funcionamiento y aprende a usarlas a tu favor. 

Aún siendo una pregunta un tanto básica, hay algunos principios que se deben seguir a la hora de usar una faja. No está de más que leas este tutorial para saber cómo ponerse una faja correctamente.

El uso de la faja moldeadora es muy fácil y no debe tener ninguna dificultad. Desde hace muchos años no es un requisito indispensable que las mujeres tengan una misma forma de cuerpo. Lo realmente importante es que conozcas tu tipo de silueta, estés clara con qué propósito la usarás además de qué tipo de compresión deseas.

En todo caso, seguir estos principios básicos te ayudará a ponerte la faja Colombiana de mujer con una mayor rapidez y sin peligro de romperla.

¡Te lo vamos a explicar todo paso a paso, disfruta el soporte de las fajas colombianas de mujer!

Si quieres sacar el máximo beneficio desde el primer día, te dejamos estas sencillas recomendaciones de cómo usar una faja correctamente.

Fajas Colombianas Moldeadoras

Sigue estos pasos uno a uno y verás lo fácil que es ponerte una faja 

Asegúrate de estar cómoda y en un lugar fresco y/o ventilado, para evitar que el calor del ambiente te dé sensación de incomodidad al poner y haga que te arrepientas en el intento. 

  1. Estira la faja, eso ayuda a que esté más suave y preparada al momento de la postura.
  2. Si la faja es con piernas siéntate y enrolla la faja en tus manos, mete una de las piernas, la subes hasta la rodilla y luego metes la otra pierna.
  3. Si la faja tiene encaje siliconado, hay que doblarlo antes de meter las piernas.
  4. Levántate y sube la faja que te cubra los muslos, asegúrate que las costuras estén alineadas en la parte interna de los muslos.
  5. Asegúrate de acomodar la faja que cubra completamente los glúteos, estirándose y acomodando las bandas en su lugar.
  6. Coloca los tirantes, hombros o mangas en cada uno de los brazos y nuevamente estira o hala hacia arriba y desde atrás la faja para eliminar arrugas.
  7.  Estira los extremos de la faja hacia el centro y si tienes piel sobrante llévala a los lados para facilitar el cierre, sea con cremallera o broches.

Paso a paso

TIPS para Ponerte una Faja Colombiana

Mídete antes de pedir tu faja

Muchas veces las fajas moldeadoras no surten el efecto esperado o son muy ajustadas debido a que en primer lugar, no conoces tu tipo de cuerpo y no te tomas las medidas de cintura y caderas para conocer la talla real.

Para que la prenda de compresión haga efecto debe dar un buen ajuste, ni muy ajustada ni muy suelta, ya que en ninguno de los casos será beneficiosa.

En caso de que hayas utilizado una talla en fajas de mujer por un largo periodo de tiempo y lograste alcanzar ajustarlo hasta el último nivel de ganchos, entonces sí se recomienda que vuelvas a tomar las medidas y puedas pedir una talla menor a la actual, de manera continúes con tu proceso de moldeado.

Es por ello que el proceso de medidas resulta tan importante. Dentro de cada una de nuestras fajas colombianas de mujer se encuentra la tabla de medidas que muestra, de acuerdo a las pulgadas que arroje la cinta de medir, qué talla de faja debería pedir.

Empezar a usar la faja reductora por poco tiempo

Si es primera vez que usas una faja colombiana, empieza haciendo una pequeña prueba de 30 minutos, luego vas aumentando el tiempo de uso poco a poco a medida que pasan los días. 

Los expertos recomiendan ir aumentando una hora de uso cada semana hasta llegar a las 8 horas diarias con la faja puesta. La idea es, que cada día que pase te sientas más cómoda con la faja puesta.

  • Ponte la faja encima de la piel y evita usar cremas.
  • Con una dieta saludable y un poco de ejercicio diario, tendrás resultados mucho más visibles en menos tiempo.
  • No uses la faja mientras duermes.
  • No uses la faja si sientes malestar o molestias.

Toma las medidas correctamente

Mantente hidratada

Quizás te preguntes qué relación hay entre la hidratación corporal y el uso de una faja. Pues déjanos contarte que sí tiene que ver, y mucho. Y esto no solo aplica para cuando estés comenzando a usar tu nueva faja colombiana, sino para siempre que uses este tipo de prendas.

Nuestra recomendación es que consumas un litro ½ de agua en promedio. Más todavía, si decides combinar el uso de tu prenda reductora con jornadas de ejercicios.

Errores comunes que cometemos al usar la faja 

No acomodar las costuras de la faja  al interior de los muslos

El éxito de la postura de la faja está en acomodar desde el comienzo las costuras que se encuentran en la entrepierna. Debes ubicarlas que se vean alineadas entre ellas, es decir de la misma manera en que nos acomodamos nuestro pantalón.

Estiramiento insuficiente o nulo de la faja

Una vez tenemos puesta la faja y acomodada para abrochar debemos estirar la tela, debemos tener en cuenta que la faja funciona por Elastocompresion.

Debemos estirar el tejido hasta su máxima capacidad para poder abrochar, cuando no hacemos esto estamos cometiendo el segundo error más común.

Mala acomodación de los tirantes 

Los tirantes deben ayudar a que la faja permanezca estirada para que no se nos hagan pliegues. Puedes evitar esta incomodidad con solo aflojar en el momento que desees.  

Aquí hablamos del tercer error que está en no ajustar las tirantas en la posición adecuada para sentirnos cómodas y tranquilas. 

No tener paciencia

La paciencia es fundamental a la hora de ponernos una faja. 

¿Por qué? Es importante estar en un ambiente tranquilo y adecuado, y que sea fresco donde se pueda estar cómoda y sin interrupciones. Este momento es para que estés concentrada en lograr el éxito de la postura mientras te conviertes en una experta y la faja se vuelve una segunda piel para ti. 

Siendo cuidadosa sobre lo que usas y siendo consciente acerca de lo que te favorece y lo que no, verás que puedes lograr grandes looks usando una faja moldeadora y reductora con tu atuendo favorito, con accesorios y cortes de prenda que acentúan tus lindos atributos.

Las fajas reductoras funcionan ¡A lucir una silueta espectacular! 

Faja Laty Rose 21111 Faja Reductora y Moldeadora de Mujer