Si estás tratando de perder peso o en general estar más saludable, tu mejor apuesta es elegir una dieta de frutas y verduras con alto contenido de fibra y bajo contenido de azúcar.

Esto te permite reducir los impulsos de comer bocadillos o comidas poco saludables. Además, el contenido de agua de las frutas y verduras aumenta el volumen de alimento lo que hace que te sientas más llena durante largas horas.

Sigue leyendo porque armamos una lista de frutas y verduras que ayudan a bajar de peso.

Considera los beneficios de la piña

La piña es una fruta muy generosa y delicada. Te da un impulso de vitamina C y proporciona solo 83 kcal por taza, lo que la convierte en un refrigerio perfecto para una dieta saludable.

Además, tiene un contenido de agua del 86% y los estudios muestran que reducir la densidad energética de la dieta mediante la adición de frutas y verduras con alto contenido de agua puede ayudar a perder grasa.

Disfruta de los nutrientes del kiwi

El Kiwil está lleno de nutrientes como vitamina C, ácido fólico y fibra. Un kiwi mediano aporta 42 kcal y 2,1 g de fibra.

Se demostró en un pequeño estudio que consumir dos kiwis por día puede reducir significativamente centímetros de la cintura.

Recibe la grasa que necesitas del aguacate

Un aguacate mediano proporciona 227 kcal, 21 gramos de grasa y 9,3 gramos de fibra. Lo interesante del aguacate es que el alto contenido de grasas y calorías no significa que aumentarás de peso después de comerlos, significa que reemplazarás las grasas y las calorías no naturales por las que tu cuerpo realmente necesita.

El aguacate es una comida completa que puede mantenerte satisfecha por más tiempo. Algunos estudios encontraron que las personas que consumían aguacates regularmente aumentaban menos de peso y eran más saludables que las que no lo hacían.

Integra espinacas y otras verduras de hoja verde a tu dieta

La espinaca y otras verduras de hoja verde como la col rizada o la lechuga son excelentes para quemar la grasa abdominal, además de ser muy nutritivas para tu cuerpo en general.

Empieza por agregar un puño de espinacas cocidas o blanqueadas a tu desayuno o almuerzo para que empiece a actuar sobre tu cuerpo y tu salud. Anímate a probar varias recetas con espinacas y verduras, añadirle un poco de creatividad a tu comida también te hará sentir bien contigo misma.

Apuesta por algo cítrico con el pomelo o toronja

El pomelo o la toronja es reconocida por sus nutrientes y por estar dentro de los ingredientes de una dieta saludable. Medio pomelo aporta 37 kcal, 1,4 g de fibra y un 92% de contenido de agua. Una fruta agria, jugosa y deliciosa, perfecta para merendar.

Los estudios demostraron que las personas que recibieron toronja antes de cada comida disminuyeron su peso corporal, mejoraron los niveles de insulina y los perfiles de grasas.

Hidrátate con la frescura del melón

Una de las frutas más refrescantes y simples de la naturaleza. Una taza de melón tiene 61 kcal y alrededor de un 90% de contenido de agua. La dulzura natural y el alto contenido de agua también ayudan a reducir el consumo de snacks menos saludables.

Reduce los niveles de azúcar en la sangre con zanahorias

Las zanahorias están cargadas de vitamina A y betacaroteno, lo que ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su contenido de fibra soluble e insoluble es perfecta para tu dieta.

Puedes comer zanahorias crudas ya que tienen un sabor dulce y son muy crujientes, son perfectas como snack. A muchos también les encanta comerlas salteadas y las agregan a cualquier plato.

¿Cuánta fruta es demasiada fruta?

Como con cualquier alimento, es crucial controlar el tamaño de las porciones al comer frutas. A pesar de que contienen azúcar natural, pueden afectar potencialmente los niveles de azúcar en la sangre cuando se consumen en grandes cantidades.

Es más sano evitar los jugos de frutas o los batidos preparados con azúcar refinada, comer fruta fresca entera y verduras es tu mejor opción. Tendrás más energía, estarás más saludable y te verás tan fresca como lo que comes.