Es de vital importancia que cada persona interesada conozca a detalle los cuidados después de cirugía plástica. Los aspectos a considerar están relacionados con la obtención de los resultados esperados y la recuperación total del paciente.

Importancia de los cuidados después de cirugía plástica

La cirugía plástica es una intervención quirúrgica que cualquier persona puede decidir llevar a cabo en un momento de su vida; es por ello que los cuidados después de cirugía plástica son fundamentales.

Los riesgos que se derivan de este tipo de cirugías pueden ser altos. Sin embargo, si el paciente atiende puntualmente las recomendaciones del cirujano, los resultados serán satisfactorios.

médica usando estetoscopio para escuchar los sonidos corporales de su paciente

Primeros cuidados post operatorios

Las observaciones básicas para tener en cuenta durante las primeras 24 horas después de la cirugía plástica son determinantes.

  • La toma de las medicinas indicadas por el médico debe ser realizada en las horas pautadas, respetando la prescripción. De lo contrario, el paciente puede sufrir efectos desagradables como aumento del dolor, mareos o desmayos en casos extremos.
  • La aplicación de frío para contrarrestar los efectos inflamatorios normales de la cirugía alivia de gran manera el dolor. No obstante, es necesaria la autorización del médico encargado antes de su uso.
  • Realizar esfuerzo es una de las contraindicaciones que demanda mayor atención. En estos momentos, el paciente se da cuenta de que la realización de tareas sencillas requiere fuerza y energía. Por esto se aconseja el reposo y el retorno a las actividades se llevará a cabo de manera progresiva.

 

Los espacios cerrados o que conservan mucho el calor se desaconsejan para un paciente en postoperatorio. Los riesgos de no cuidarse en este aspecto pueden desembocar en una baja de tensión o un desmayo.

Los primeros días de cuidado

Durante los primeros días después de una cirugía plástica los esfuerzos se centran en disminuir al máximo los riesgos de complicaciones. Reducir el dolor y la inflamación son dos aspectos fundamentales para lograr la recuperación total del paciente.

Se debe evitar cualquier tipo de actividad física que demande el empleo de fuerza o resistencia.

Las primeras semanas de recuperación

El tratamiento a seguir en las primeras semanas del postoperatorio está enfocado en maximizar la recuperación. El objetivo es que a través de cuidados específicos se alcancen los resultados esperados.

La actividad física se incrementará poco a poco. Entre la segunda y la tercera semana postoperatoria la persona puede reintegrarse a sus labores diarias con algunas restricciones menores. Cerca de la cuarta semana estará en condiciones de realizar sus actividades normalmente.

En el mercado actual existe una gran oferta de prendas de vestir y fajas post operatorias. El uso de estas mejora y ayuda a disminuir las molestias propias de estas cirugías. En Shapes Secrets encontrarás una amplia variedad según el tipo de cirugía y la necesidad de cada persona.

Piel y cicatrización en la cirugía plástica

Los cuidados después de cirugía plástica representan en gran medida el éxito de la misma. La piel y su cicatrización dependen del seguimiento estricto de las recomendaciones del especialista a cargo.

especialista observando los resultados en la piel de su paciente tras cirugía estética

Un cuidado especial

La mala cicatrización es algo que preocupa tanto al médico cirujano como al paciente. Por esto los cuidados de una piel que pasa por un periodo de cicatrización deben ser realizados metódicamente.

Una piel sana necesitará menos tiempo para recuperarse totalmente. Aspectos como edad del paciente, genética, profundidad y localización de la cicatriz, influyen en una rápida sanación.

Etapas de un proceso de cicatrización

En la primera etapa, justo después de la cirugía plástica, la inflamación es una característica normal de la herida. La dilatación y el aumento de los vasos sanguíneos comienzan a formar una costra en la superficie de la piel.

En estos primeros días la herida ha de mantenerse limpia, utilizando para ello limpiadores o jabones hipoalergénicos. Estas medidas ayudan a evitar la pigmentación del área. Esta fase dura entre 3 y 4 días.

En la segunda etapa, o fase proliferativa, se da inicio a la regeneración. La herida comienza un proceso de tensión natural, ya que en el área aumenta la actividad celular cerrando y curando. Esta fase dura cerca de 14 días.

La tercera fase, o fase de remodelación, inicia al mes y puede extenderse más allá del año después de la cirugía. El colágeno es reabsorbido y la piel se torna más lisa y resistente.

Recomendaciones para cuidar la piel de la cicatriz

Seguir los cuidados después de cirugía plástica evitará riesgos posteriores y apoyará la recuperación de la piel. El uso de jabones hipoalergénicos y con humectantes naturales cuida la piel, disminuyendo el enrojecimiento y la pigmentación.

Si la cirugía fue realizada en cara, cuello o manos, debes evitar la exposición al sol en los primeros días. El uso de protector solar está recomendado. No obstante, consulta con el especialista en qué momento lo puedes empezar a aplicar de nuevo.

El escozor de la piel después de ser intervenida es un aspecto que produce molestias. Evita rascar, manipular o retirar las costras o las capas de la piel que se levantan. Los riesgos de no cuidarse la piel pueden dejar secuelas desagradables además de un sentimiento de pérdida de tiempo y dinero.

La hidratación de la piel es una de las claves para la recuperación de los tejidos. Para mantener tu piel hidratada, incrementa la ingesta de agua: entre 6 y 8 vasos diarios es lo ideal. El agua rejuvenece la piel desde adentro y ayuda a eliminar toxinas, por lo tanto, la recuperación se acelera.

También existen tratamientos estéticos que refuerzan la recuperación de la piel después de algún procedimiento quirúrgico. Los parches de ácido hialurónico, los masajes terapéuticos y la presoterapia son algunos de ellos.

Conclusiones

Para lograr los resultados esperados de una cirugía plástica es necesario seguir al pie de la letra las recomendaciones del especialista. El cuidado de la piel y de la herida constituye la mitad del éxito de la cirugía.