Es una pregunta difícil de contestar, ¿no? Sentirte cómoda con tu cuerpo es esencial para vivir una vida plena y empoderarte, y las cirugías estéticas pueden ayudarte a avanzar en ese proceso.

La respuesta la tienes tú, pero antes de que tomes una decisión, tienes que estar informada para saber qué tipo de procedimiento es el mejor para ti. Por eso hoy te presentamos cuáles son las cirugías estéticas más comunes.

Cirugías estéticas más comunes

Liposucción

La liposucción es un procedimiento quirúrgico que succiona la grasa de áreas específicas del cuerpo para proporcionar una silueta más delgada y mejor formada. Hay varios tipos de liposucción.

En la liposucción tumescente, el tipo más popular, se infunde solución salina, un medicamento para contraer los vasos sanguíneos y un agente anestésico en el área a tratar. Este líquido, junto con la grasa, se succiona del cuerpo mediante pequeños instrumentos metálicos huecos llamados cánulas. La infusión de líquido puede provocar una retención de líquidos a corto plazo que va disminuyendo a lo largo de los días siguientes.

Una vez que termine el procedimiento, te llevarán a un área de recuperación donde probablemente te pondrán una prenda de compresión para controlar la hinchazón en las áreas tratadas y ayudar a que tu piel se adapte a su nueva forma corporal. Es por eso que las fajas postquirúrgicas son esenciales para la recuperación.

Aumento de senos

El aumento quirúrgico de los senos de las mujeres es muy popular y es una de las opciones más reafirmantes. La cirugía se realiza por muchas razones, para agrandar ambos senos, para reemplazar un seno que está ausente o para hacer que los senos asimétricos sean del mismo tamaño.

La mayoría de las pacientes tienen una o dos semanas de recuperación antes de que puedan volver a sus actividades normales. La actividad de alto impacto, como correr, puede requerir un tiempo de curación adicional. También es necesario usar un Brasier Postquirurgico para mantener los senos en su lugar y que logren cicatrizar correctamente.

Blefaroplastia o Cirugía de Párpados

La cirugía de remodelación de párpados se puede realizar por razones estéticas o para mejorar la visión en pacientes en los que los párpados obstruyen la visión. Es común que el exceso de piel o piel flácida te pueda causar inseguridad, además estos pliegues pueden causar problemas de visión que quizás puedas prevenir a largo plazo.

Los párpados inferiores con hinchazón o arrugas crónicas a menudo se reducen durante el procedimiento para una apariencia más juvenil. Las almohadillas de grasa debajo de los ojos que causan la apariencia de "bolsas" se eliminan según sea necesario en el procedimiento del párpado inferior.

La mayoría de las personas pueden salir en público en 10 a 14 días, y la hinchazón se vuelve menos notoria durante semanas o meses.

Abdominoplastia

Comúnmente conocida como abdominoplastia o estiramiento de la parte inferior del cuerpo, esta cirugía elimina el exceso de piel del área abdominal y tensa la piel que queda. A menudo se realiza en personas que tienen exceso de piel después de estar embarazadas o después de perder peso significativamente después de una cirugía bariátrica.

La mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades normales en dos o tres semanas, pero pueden tener limitaciones en la actividad física durante un período de tiempo más largo y deben usar una faja postquirúrgica con una tabla abdominal para evitar retener líquidos y que la piel pueda adaptarse de forma adecuada al cuerpo.

Rinoplastia

Una operación de nariz o rinoplastia, remodela la nariz y la equilibra con el resto de la cara. El cirujano puede reducir el tamaño total de la nariz o refinar áreas de la nariz para que tu apariencia sea más agradable para ti.

Para tener en cuenta: en algunos casos en los que la respiración se puede mejorar mediante cirugía, como en el caso de un tabique desviado, el seguro puede pagar parte o la totalidad de la cirugía.

Los hematomas pueden ser evidentes después de la cirugía, pero deberían desaparecer en los próximos diez días.

Ritidectomía

Una ritidectomía o estiramiento facial, es una solución quirúrgica a las arrugas y flacidez que acompañan al envejecimiento. Un estiramiento facial tensa la piel del rostro para dar una apariencia más juvenil tirando suavemente de la piel más tensa, suavizando las líneas profundas y minimizando la flacidez.

Este procedimiento se puede combinar con frecuencia con otro procedimiento, estiramiento de la frente, modelado de párpados o exfoliación de la piel, para mejorar la apariencia juvenil del paciente. Las suturas a menudo se retiran de cinco a 10 días después del procedimiento, pero la recuperación lleva varias semanas. Mientras, es necesario usar una faja mentonera, esta te ayudará con la inflamación y a mantener la piel ligeramente apretada.

Como decía antes, la decisión de hacerte una cirugía estética es tuya. Si la respuesta es positiva, para lograr los mejores resultados, ya sea aumento de senos, liposucción, estiramiento facial, abdominoplastia o la que elijas para crear una imagen que te haga sentir más segura y cómoda con tu apariencias, es importante tomarte el tiempo de investigar primero, consultar con varios cirujanos y prepararte para todos los cuidados que necesitarás luego del procedimiento.