En este artículo vamos a responder una de las preguntas más frecuentes que nos hacen y es: ¿Cómo ir al baño usando mi faja postoperatoria?

Esta duda es muy normal, cuando decides comprar algún tipo de faja colombiana de uso diario o luego de una cirugía, una de las primeras cosas en las que piensas, es si podrás ir al baño con comodidad o si tendrás que quitarte la faja cada vez que vayas. Hoy aclaramos todas tus dudas, sigue leyendo.

Tipos de aberturas en las fajas

Existen varios tipos de aberturas para fajas, todas con el objetivo de facilitar tu ida al baño. Veamos las más comunes:

Faja con cierre perineal: este tipo de abertura en fajas es muy cómoda y discreta. Muchas mujeres la prefieren porque las hacen sentir más seguras a la hora de ir al baño. Es práctica y de fácil acceso con un cierre que cubre todo el largo de la zona íntima para evitar accidentes. Uno de los tips más recomendados es abrir el cierre un poco de lado a lado para expandir más la abertura.

La longitud del cierre la hace perfecta. Con esta faja es recomendable no usar la ropa interior por debajo porque es probable que se complejice el proceso.

Faja con abertura perineal: esta faja tiene una abertura un poco más expuesta pero facilita mucho la hora de ir al baño. En el momento en el que te sientas, corres tu ropa interior si la estás usando debajo y la sostienes, así puedes ir tranquilamente. Si llevas la ropa interior por encima, el proceso es más fácil y rápido.

Faja cubierta con tanga removible: como la anterior, la facilidad de la faja depende de si usas la ropa interior por debajo o por encima. En cualquiera de los dos casos debes correr la tela que cubre la zona interior y sentarte. La abertura de esta faja es lo suficientemente larga hasta la parte trasera para evitar accidentes.

¿Cómo elegir la mejor faja para ti?

Si te estás recuperando de una cirugía, estos tipos de aperturas en las fajas son muy útiles, porque quitarse y ponerse la faja cada vez que vayas al baño no es una buena opción. En estos casos, vas a estar más sensible, sobre todo los días posteriores a la cirugía y necesitas una faja flexible y fácil de abrir.

Si quieres usar tu faja postoperatoria a diario, el criterio sería el mismo. Lo cierto es que muchas mujeres deciden no usar la faja porque se han imaginado en el baño de un lugar público, quitándose y poniéndose la faja con mucha dificultad, creen que puede tomarles mucho tiempo o han tenido miedo de que les ocurra algún accidente.

Sin embargo, hoy vimos que ir al baño con tu faja postoperatoria es más fácil y rápido de lo que creías. Con cualquiera de las aperturas que elijas, en todos los casos hacerlo a la perfección rápido y sin ningún accidente, es una cuestión de práctica.

Con nuestras fajas postoperatorias colombianas vas a poder lucir una figura ceñida y continuar con todas tus tareas diarias y hacer de ir al baño, una actividad sencilla, cómoda y fácil. Elige entre todos nuestros modelos, la abertura que mejor se ajuste a ti y a tus necesidades.